Noticias

CARTA ABIERTA A DON ALEJANDRO...


CARTA ABIERTA A DON ALEJANDRO KÖNING GERENTE DE FORMATO LIDER EXPRESS Y A SU COLEGA DE HIPER (O TAMBIEN ÚLTIMA INVITACION A NEGOCIAR CON NUESTRA FEDERACIÓN)

 

Estimado Don Alejandro y colega, Hemos leído su linda notita de esta mañana miércoles 15 en que dice que la empresa negociará con las personas que estén en fecha de negociación y con todos los nuevos que no hayan negociado y que no existe otro compromiso. Suponemos que este último comentario se refiere a los trabajadores que estén con Contrato o Convenio Colectivo vigente.

Srs.gerentes, no los hemos visto en una mesa de negociación y es probable que tampoco los veamos, salvo para firmar a nombre de la compañía. Entonces no los hacemos responsable de intervenir en asuntos de trabajadores. Con todo, ojalá no se vean enredados en un Juicio por Prácticas Antisindicales.

Esta Federación ha sido suficientemente clara en sus afirmaciones y las sostenemos con firmeza. Negociarán con nosotros aquellos que tengan derecho legal y participarán en la negociación todos los trabajadores, según lo dispone el Artículo 328, porque no tenemos duda de que Walmart estará de acuerdo, debido a que ese artículo dice que pueden negociar con instrumento colectivo vigente cuando exista el acuerdo del empleador y Walmart sabe que será una condición de cierre de la negociación.

Sr. Köning y colega, les están usando, es normal en sus cargo. Su cartita es una de las herramientas más que se están empleando, así como la exigencia de renuncias a otros sindicatos antes de pasarse a nuestros Sindicatos Autónomos que están haciendo Servicios a Personas o las apresuradas negociaciones de extensión de beneficios pactados que han ocurrido en los últimos días, que como todos sabemos no representan beneficios nuevos para los trabajadores.

La verdadera noticia, que motiva la desesperación que expresan estas actitudes, es el potente crecimiento de nuestra Federación. En las próximas horas se conocerán los números. En el último mes son decenas los nuevos Sindicatos Autónomos y miles los trabajadores que se han afiliado con nosotros. Estos nuevos socios provienen del SIL y otras pequeñas organizaciones. Nada podrá contra nosotros ésta defensa que parece hacer la empresa de las planillas del SIL y otros que han actuado y actuarán  como aliados de Walmart.

Llamamos a cada Trabajadora y Trabajador de Walmart a integrarse en nuestras filas y negociar junto a quienes han obtenido los mejores resultados y en el mínimo plazo legal, además de negociar en la mejor fecha, diciembre.

 

Comenzó oficialmente la Comisión de Política Salarial


Con la presencia de la Ministra de Trabajo, Javiera Blanco, el Ministro de Hacienda, Alberto Arenas, el Presidente de la CPC,  Andrés Santa Cruz, y el Presidente de Conupia, Roberto Rojas y la representante de los trabajadores en la ocasión, Bárbara Figueroa, se realizó la primera reunión de la Comisión de Política Salarial.

Tras la primera cita, Bárbara Figueroa, Presidenta de la CUT y asistente al encuentro  destacó  la importancia de esta comisión que busca aumentar el salario mínimo entre el 2015 y 2016. “Con la superación de la pobreza por la vía del salario nos hacemos cargo de un debate internacional, pues el último informe presentado por el Banco  Mundial, la OCDE y la OIT a los países del G20, señalaba con claridad que una de las políticas para dinamizar la economía son las políticas salariales y el trabajo decente”, señaló la dirigenta.

La comisión se realiza en el marco del Convenio 131 de la OIT  que  busca como objetivo fundamental, que ningún trabajador en Chile por el solo hecho de recibir salario siga siendo pobre.

Al respecto la Ministra del Trabajo, Javiera Blanco, aclaró el trabajo de la mesa encabezada por el economista y  asesor del ministerio del Trabajo, Cristobal Huneus.  “Esta comisión salarial,  tiene como plazo diciembre de 2015 para entregar un informe que  equipare lo que significa la realidad macroeconómica del país versus el costo de la vida. Vamos a entregar toda la información necesaria para la construcción de recomendaciones en materia de política salarial y con este paso finalmente damos cumplimiento al convenio 131 de la OIT”, advirtió la ministra.

En la misma línea de valoración, opinaron el resto de los presentes, como el Ministro de Hacienda, Alberto Arenas, quien afirmó. “Creo que tenemos el tiempo suficiente para elaborar un informe tan importante para avanzar en una política de salario mínimo que ponga el acento no sólo en los valores económicos,  sino que en temas sociales importante  como lo es  la superación de la pobreza”, señaló el secretario de estado.

Andrés Santa Cruz, Presidente de la CPC, por su parte destacó que: “por el camino  que todos pongamos nuestros mejores esfuerzos para construir políticas públicas es como Chile ha avanzado y va a seguir avanzando. Valoramos enormemente la constitución de esta mesa de diálogo”, señaló el represente de los empresarios del comercio.

Finalmente, Roberto Rojas, Presidente Conupia (Confederación nacional de la pequeña industria y artesanado), catalogó la constitución de esta comisión como un  “día histórico para la Pymes” y expresó que “este es un hecho importante, haremos nuestro aporte de modo que sea una contribución en avanzar en equidad social y pagar la deuda que existe con los trabajadores de nuestro país”, expresó  el dirigente.

La Comisión de Política Salarial estará conformada por representantes del Ejecutivo, trabajadores y empresarios, cumpliendo con el carácter tripartito obligatorio  de los convenios  de la  OIT.

Los representantes de los trabajadores serán los Consejeros Nacional de la CUT, Leandro Cortés, de la Confederación de Sindicatos del Comercio, Pedro Muñoz, Federación de Trabajadores Eventuales, Juan Moreno, Sindicato Inter empresa Líder  y Claudio Urrutia de la  Federación de trabajadores Unilever.

 

Nuevo Taller Sindical FENPRUSS


 

En el marco de la Escuela Sindical Fenpruss2014,  invitamos a dirigentes a participar del “Curso Formación Político Sindical del/a Dirigente/a” que se realizarálos días 23 y 24 de Octubre de 2014, a partir de las 9:00 hrs. en el Auditorium Fenpruss ubicado en Gorbea 1727 Santiago.

Objetivo General

  • Proporcionar conocimientos y herramientas básicas en el ámbito político económico y social para un mejor desempeño sindical de los/as dirigentes de Fenpruss

 

Módulos del curso:

1.- Sociedad, Trabajadores, Organización Sindical.

Historia del Sindicalismo. Economía Política

2.- Política y sindicalismo.

Los partidos políticos y los Sindicatos

3.- Los trabajadores y el sector salud.

Las reformas y los cambios en salud.

Historia y desarrollo de la Fenpruss y su plataforma reivindicativa.

4.- Desarrollo de Habilidades para el liderazgo.

Conflicto, negociación

 

Docentes: Invitados y  Dirigentes/as Nacionales Fenpruss.

Generalidades

Para este Curso se ha considerado la participación de  dirigentes/as de base de Fenpruss con un máximo de 35 cupos.

Este taller tiene una acreditación de 21 horas pedagógicas y lo certificará Fenpruss.

Patrocinio:

El patrocinio incluye el almuerzo y coffe durante los  2 días que dure  la actividad. Se reembolsará el 50% de los  pasajes (ida y regreso) de los participantes, contra presentación del recibo correspondiente (no incluye gastos de bencina si se utiliza automóvil). Además se incluye los materiales del taller.

Inscripción de participantes:

Esta actividad tendrá un Valor de inscripción de $ 5.000.-  Los/as participantes deben confirmar su asistencia a más tardar el lunes 20 de Octubre 2014, consignando todos los datos solicitados en el formulario enviado a sus correos institucionales, a fin de poder realizar debidamente los arreglos logísticos que correspondan. La ficha de inscripción se deberá enviar al correo Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . Con copia  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

 

FTH lanza campaña sobre derechos laborales de los trabajadores


La Federación Frente de Trabajadores de Hacienda (FTH), a la cual integra ANEIICH, ha iniciado una campaña con el objetivo de sociabilizar los derechos laborales que todos los trabajadores del país tenemos. Esta iniciativa se enmarca en una de las tareas que viene desarrollando el FTH y sus socios denominada “Programa de Educación Cívica Laboral”.

La campaña se inició el pasado lunes 6 de octubre y consiste en la difusión de cortas cápsulas de vídeo a través de las redes sociales, usando el hashtag #TenemosDerechos, del FTH, twitter: @FTH_Chile y facebook: Federación De Trabajadores De Hacienda, y en la redes sociales de sus organizaciones asociadas, en el caso de ANEIICH, Twitter: @aneiich y facebook:Asociación Nacional de Funcionarios de Impuestos Internos de Chile.

En dichas producciones audiovisuales, de manera breve, se explican diferentes conceptos como la discriminación, el acoso, maltrato, la jornada de trabajo, la libertad sindical, etc.

En el primer vídeo se aprecia al periodista y rostro de TVN, Amaro Gómez-Pablo, quien exhorta a los trabajadores a informarse para reinvidicar sus propios derechos y alienta a sindicalizarse porque es un derecho, entregando un significado de la discriminación laboral, la que definen desde la Federación como crear condiciones para impedir el trato igualitario en el desarrollo de la labor profesional.

Los miembros de la Federación Frente de Trabajadores de Hacienda son los trabajadores de los servicios de Impuestos Internos, Tesorería, Superintendencia de Bancos e Instituciones Bancarias, Servicio Civil, Contraloría General de la República, Aduanas, Dirección de Presupuestos y Hacienda: ANEIICH, AET, AFIICH, AFUSBIF, AFUSEC, ANEC, ANFACH, ATRADIP y MINDHA

 

Trabajadores a honorarios en el sector público


 

El gran desafio de nuestro tiempo es lograr que lo cultural influya en lo social y active lo político y lo económico, para que de esta manera se logren los recursos necesarios que generen la estabilidad requerida para que las personas que trabajan a honorarios en el sector público chileno, obtengan la calidad de trabajadores del estado en plenitud.

Debemos recalcar los números dentro de nuestra democracia, y nos referiremos sólo al sector de la administración central del Estado: la DIPRES señala que el grupo de funcionarios a honorarios pasó de 11.694 personas en 2004, a casi 31.000 en lo que va de 2014.

En plena democracia existen leyes que benefician a un sector de los trabajadores, y a otros no, llegando a provocar incluso a vulnerar los DD.HH. dentro de nuestro país.

Otro punto es que las mujeres que no tienen el derecho de maternidad que garantiza la Ley 20.545 (“Protección a la Maternidad”)

¿Cómo la ley protege la maternidad? Otorga derechos de descanso, subsidios y fueros a todas las trabajadoras embarazadas. Otorga a los padres trabajadores un descanso por nacimiento del hijo, y derechos y subsidios para la trabajadora o trabajador que tenga a su cuidado a un menor, entre otros.

  • Prenatal: seis semanas (45 días) antes del parto.
  • Postnatal: doce semanas después del parto (trabajadoras a honorarios dependen de la voluntad de su empleador y solo llegan a los 3 meses como máximo)
  • Postnatal parental: doce o dieciocho semanas (dependiendo de si la madre se queda en casa o si regresa a trabajar por media jornada) después del postnatal recién mencionado.

Y las trabajadoras a honorarios sin derecho al Postnatal.

El contrato de prestación de servicios, a través de la emisión de boletas de honorarios, se ha convertido en un contrato de trabajo disfrazado, un verdadero “arbolito de pascua” de donde cuelgan la denigración, el vacío legal y el desamparo para miles de trabajadores públicos. Personas que son obligadas a cumplir horarios de trabajo, más allá de las horas permitidas por la ley; no desarrollan labores por producto como es la naturaleza de este vínculo laboral; no tienen una jornada de trabajo clara que deban cumplir; y no gozan de ningún beneficio que el Código del Trabajo -o el estatuto administrativo- entrega a los funcionarios públicos.

Sin derecho a licencias médicas o por tiempo definido, incluso sólo 7 días en el año. Sin vacaciones. Sin horas extra. Sin PMG. Meses sin remuneraciones. Sin estabilidad laboral y económica, tanto para el trabajador como para su familia.

Es tiempo de lograr una nueva transformación en nuestra sociedad. Tanto el Estado como nosotros hemos sido culpables que estas desigualdades trascendieran en el tiempo.

Fuente: El Quinto Poder

 

Flexibilización laboral: el legado de la Concertación que enciende las alarmas a nivel internacional


Ad portas de una nueva reforma laboral, la OCDE reveló que Chile lidera el ranking de trabajadores temporales a nivel mundial, sitial heredado de la reforma laboral de 2001 impulsada por la Concertación, que estableció el modelo de flexibilización que hoy en día se ha traducido en una precarización del trabajo.

Hace unas semanas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer su informe Employment Outlook 2014, que contenía un dato que encendió las alarmas a nivel internacional: Chile es el país con el mayor porcentaje de empleo temporal a nivel mundial, con 30,5% de sus trabajadores bajo esta modalidad.

Guillermo Montt, experto de OCDE Latinoamérica, plantea que “dentro de la OCDE, sólo en Chile, España y Polonia más de un cuarto del empleo es temporal. En el resto de los países esta forma de empleo es menos prevalente”. Además, agrega que “la gran cantidad de empleo temporal en Chile indica una segmentación del mercado laboral que trae consigo riesgos en términos de eficiencia y desigualdad”.

El subsecretario del Trabajo, Francisco Javier Díaz, baja las alarmas frente al informe, señalando que éste “destaca que el desempeño de los mercados laborales debe medirse tanto por el número como por la calidad de los empleos. Como gobierno hemos hecho siempre esta precisión: nos preocupa tanto la creación de empleo como la calidad del empleo que se crea. En este sentido, en nuestro país la temporalidad se asocia muchas veces con precariedad”.

Pero distintas voces ponen el foco en este problema y se preguntan a quién beneficia realmente este tipo de empleos.

Una respuesta de la Concertación

En el año 2001, aún bajo los coletazos de la Crisis Asiática, se realizó una reforma laboral que buscaba hacer frente al 10.1% de desempleo en promedio que se registró para ese año. Según el experto de la Fundación Sol, Alexander Páez, el objetivo de la reforma era que los empleadores pudieran flexibilizar el contrato laboral. “El argumento era: recordar que veníamos de un ciclo recesivo de la economía bajo la Crisis Asiática, se debía evitar que Chile tardara casi 10 años en recuperarse y evitar que se transformara en un crecimiento de la informalidad”. Para Páez, el establecimiento de la flexibilidad laboral ha traído como consecuencia que la realidad chilena no sea como en otros países, donde “esta modalidad está asociada al empleo informal”.

A nivel numérico la política de flexibilización laboral, establecida en la reforma laboral del año 2001, ha significado un crecimiento para los empleos temporales, y así lo deja en evidencia la encuesta Encla del 2002 y 2011, que analiza en algunos de sus capítulos cómo ha evolucionado el empleo temporal en Chile, tras la implementación de la reforma del 2001.

La Encla de 2002 señala que esta permite “que los empleadores puedan utilizar trabajadores a tiempo parcial, de carácter no permanente, según sean sus necesidades”. Detallando que “las empresas utilizan diversos tipos de contratos diferentes al contrato indefinido, personal de temporada. Los contratos temporales tienen su origen en ramas productivas que necesitan de una fuerza laboral intermitente”.

La reforma del año 2001 se dio en un contexto de crisis económica internacional, y eso, según los legisladores de la época, fue lo que justificó un cambio tan brusco hacia la flexibilización laboral. Frente a un contexto de nueva reforma laboral hay ventajas que comienzan a salir a la luz del debate. Una ventaja que han declarado los precursores de la flexibilización laboral es que favorece el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), argumento que para Alexander Páez es sesgado: “A pesar de que se puede levantar como un beneficio, esconde una enorme desigualdad asociada a los tres factores: la matriz productiva, a nivel de legislación laboral y la forma en que la afronta el gobierno”.

Flexibilización laboral al alza

María Angélica Zulic, directora del sitio de empleos Laborum, considera que hay ciertas industrias que requieren mucho de trabajadores temporales, como el retail o la minería. “Es por un tema de estacionalidad del año, por ejemplo, Navidad”. Agrega que “no es la tónica que se da durante la mayoría del año, pero muchas empresas tienden a ver como salvavidas a los trabajos temporales”.

A nivel numérico la política de flexibilización laboral, establecida en la reforma laboral del año 2001, ha significado un crecimiento para los empleos temporales, y así lo deja en evidencia la encuesta Encla del 2002 y 2011, que analiza en algunos de sus capítulos cómo ha evolucionado el empleo temporal en Chile, tras la implementación de la reforma del 2001. La Encla de 2002 señala que esta permite “que los empleadores puedan utilizar trabajadores a tiempo parcial, de carácter no permanente, según sean sus necesidades”. Detallando que “las empresas utilizan diversos tipos de contratos diferentes al contrato indefinido, personal de temporada. Los contratos temporales tienen su origen en ramas productivas que necesitan de una fuerza laboral intermitente”.

Para el experto Alexander Páez, de la Fundación Sol, el principal beneficio para los empleadores es la flexibilidad numérica, ya que el sistema laboral se rigidiza en cuanto hay contrato indefinido. “El contrato indefinido es más costoso entre comillas. El empleador puede despedir sin los beneficios del contrato indefinido y ahorrarse el tema de las vacaciones”. Además, agrega el experto, la externalización de los trabajadores “es otra forma de temporalizar los contratos, de facto vulneran el contrato indefinido, esta empresa no contempla esta forma contractual, por lo tanto se vulnera el contrato indefinido a través de la externalización”.

El tema del contrato laboral temporal, como una forma de precarización del trabajo, es una preocupación recurrente, ya que –según Páez– “vulnera la estabilidad y seguridad en el empleo”. Además, agrega, los empleos temporales funcionan sin “ningún tipo de compensación económica, ¿dónde está el foco, en la protección al trabajo o al empleador? En el caso de Chile, es pasarle la cuenta al trabajador”.

Otra consecuencia que preocupa es la generación de pertenencia al espacio laboral, continuidad y mejora. “Con un trabajo temporal no tenemos a trabajadores con compromiso, ni con la pertenencia que necesitan”, destaca María Angélica Zulic.

Guillermo Montt, experto de la OCDE, agrega que “la otra forma de precariedad laboral asociada al trabajo temporal es la menor probabilidad de que el empleador financie algún tipo de capacitación y, si los contratos son de corto plazo, son estos empleos los que cargan con el ajuste en tiempos de dificultad económica”.

Este tipo de trabajos ha ido al alza en Chile desde que se cambió la legislación.

Para el 2002, la encuesta Encla establecía que un 18.8% de los trabajadores dependientes contaba con un contrato diferente al indefinido, bajo sus diversas modalidades. Según la Encla 2011, el 75,5% de los trabajadores labora bajo un contrato indefinido. Le siguen en importancia las dos formas más habituales de contratos de trabajo de duración limitada: el contrato a plazo fijo y el contrato por obra o faena, lo que constituye un crecimiento a un 25.5% del empleo sin contrato indefinido.

Otra cifra que destaca en el proceso es la evolución de la concentración de contratos temporales, por tamaño de empresa. Entre la Encla 2002 y 2011, se observan algunos cambios reveladores. Para el caso de las microempresas, el porcentaje de trabajadores asalariados no indefinidos disminuyeron de un 20% a un 10.7%. En tanto la pequeña empresa subió su porcentaje de trabajadores temporales de un 13.7% a un 23.2%.

El caso que más aumentó fue el de la mediana empresa, que en el año 2002 registró un 14.1%, subiendo a un 28.1%. La gran empresa tuvo una leve variación de un 24.3% a un 24.7%, siendo la más constante entre los años 2002 y 2011, según lo entregado por las respectivas encuestas.

Sistema alemán a la chilena

Un argumento recurrente para defender la actual legislación y cerrar la puerta a eventuales cambios, es el caso de Alemania, que cuenta con una Ley Laboral Colectiva, que protege los convenios laborales colectivos entre los trabajadores y los empleadores de una empresa, quienes por medio de las negociaciones con los sindicatos o federaciones de trabajadores regulan salarios, horas de trabajo, entre otros.

Este modelo es una de las apuestas de organismos como la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), en donde se saque del rol mediador al Estado y que los empresarios, en conjunto con sus trabajadores, puedan determinar sus relaciones contractuales.

Pero, según explica Alexander Páez, “cuando nos comparamos con Alemania, comparamos peras con manzanas”, ya que en el país germano se establece “una flexibilidad pactada entre sindicatos y empleadores, pero lo que supone es un poder sindical importante. Al contrario, lo que sucede en Chile es que hay derechos colectivos precarizados y una baja sindicalización, con un 14.5%, según la OCDE, y un 8% de negociación colectiva. Esto, sumado a lo que ocurre con el derecho a huelga, determina que las herramientas para poder pactar no estén a la mano acá”.

De hecho, en el país de Angela Merkel, los sindicatos tienen la mitad de los cupos del directorio de las grandes empresas.

La informalidad encubierta

La problemática con los empleos temporales no reside en aquellas ramas productivas que por su origen no son constantes, como ocurre con la construcción o la agricultura.

Páez explica que “la temporalidad nace en la agricultura, pero se expande a muchos sectores económicos a partir de la reforma, que no necesariamente obedecen a la naturaleza de la actividad económica”. El sociólogo detalla que la aplicación de este tipo de contratos se entiende “en el sector construcción, que es un sector que per se debe realizar contratos por obras y faenas. Pero esto también se ve en el sector educación, donde los contratos se hacen de forma anual. Son un poco formas encubiertas de desestabilizar el empleo”.

Además, Páez establece que en Chile el 20% de los trabajadores asalariados contemplan contratos definidos y que en el sector público “en general la gran cantidad de trabajadores está a contrata. Es por esto que la ANEF la ha descrito como una forma de informalidad encubierta”.

Realidad que, según la Encla de 2002, ya se hacía patente ese año. Según los resultados de esta encuesta, en el área de servicios sociales, hace una década 43% de los empleos no eran indefinidos, en transporte un 30% y en establecimientos financieros 28,5%.

“La alta proporción de empleos atípicos en servicios sociales, transporte y finanzas puede estar mostrando una tendencia emergente de vulnerabilidad, si no directamente de precariedad”, alertaba la encuesta. Además, agregaba el sondeo, “la renovación de contratos a plazo fijo, es común entre los profesores de colegios particulares en nuestro país, está lejos de ser una situación deseada por cuanto muchas veces tras el contrato a plazo se encubre una relación de carácter indefinido que debería estar regulada en esos términos”.

El déjà vu de la desaceleración

El fantasma de la desaceleración económica se hace presente desde diferentes sectores en la actualidad. Es así como la bullada Reforma Tributaria terminó siendo un plato muy diferente del que entró al Congreso, tras pasar por la cocina de diferentes actores políticos. El mismo fantasma de la crisis económica y la recesión es el que hoy se instala ad portas de la reforma laboral.

Es así como los sectores más cercanos al liberalismo económico determinan que, a una mayor rigidez en los contratos laborales, habría un alza en la tasa de desempleo. Al respecto, Alexander Páez establece que “ésa es una visión bastante ortodoxa que se tiene desde las autoridades, a mayor protección del empleo el empresario empieza a despedir, pero a mayor calidad del empleo aumenta la demanda y el desarrollo interno del país”.

Respecto a la desaceleración, María Angélica Zulic, de Laborum, plantea que “se empiezan a generar ambientes, hay un pulso que indica una desaceleración”. Pero agrega que, aun así, “en épocas de desaceleración no debiese ser una opción tener contratos temporales (…). Porque de alguna manera estamos maquillando lo que es la empleabilidad, con un empleo de más de tres meses se habla de trabajo estable, pero no es así”.

Por otra parte, el sociólogo de la Fundación Sol establece que “dado que viene la desaceleración, la calidad del trabajo debe ser lo más importante. Claro, hay que cuidar la pega, pero en cuanto al rendimiento económico no todos pierden por igual, el empresario sigue teniendo ganancias grandiosas”.

Para Guillermo Montt, de OCDE Latinoamérica, el tema es claro. “El trabajo temporal se justifica porque les permite mayor capacidad de ajuste a las empresas para seguir empleando en un contexto de cambio económico y mayor incertidumbre. Tener reglas claras respecto del empleo temporal también beneficia a trabajadores que optan voluntariamente por ellos, aunque muchos no trabajan voluntariamente en esa condición. En tiempos de mayor estabilidad económica el empleo temporal también, en principio, ofrece la oportunidad para el trabajador y al empleador de probar antes de un compromiso contractual más vinculante. En principio esto ayudaría al empleo juvenil, por ejemplo”. Montt agrega que dice en principio, “porque muchas veces la idea de que el empleo temporal se traduce en un contrato regular no se concreta y empleadores sólo contratan a trabajadores temporales por el plazo que se les permite y muchos trabajadores quedan flotando de trabajo temporal en trabajo temporal”.

El centro de la reforma: el trabajador o la empresa

Frente al camino que debiera llevar la reforma laboral en cuanto a la flexibilización o formalización laboral, las opiniones son diversas y disímiles. Por un lado, la postura de la OCDE apunta a fortalecer la regulación del empleo temporal, reducir la rigidez del empleo regular o ambas.

Para Guillermo Montt, estas reformas deben apuntar a una mayor convergencia en las formas de empleo, con instituciones y beneficios. “Si se apunta a una mayor flexibilidad, que trae para el trabajador mayor inseguridad laboral, es necesario complementar las reformas con protección en términos de políticas activas de empleo, como apoyo en la búsqueda de empleo y en capacitación. Políticas pasivas, como el seguro de desempleo condicional, y una mayor supervisión de que estas reglas se están cumpliendo, como la imposibilidad de renovar un contrato a plazo fijo por más de un número determinado de veces”. El experto agrega que “se puede apuntar también a hacer más costosa la contratación temporal introduciendo un impuesto que financie, por ejemplo, políticas de empleo activas”.

Para el diputado UDI, Patricio Melero, miembro de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, de la Cámara de Diputados, el trabajo temporal en su esencia es bueno, “por ejemplo si alguien no tiene tiempo para trabajar una jornada completa, como los estudiantes. No hay problema cuando el trabajo temporal es por un rubro determinado, que surge de una actividad comercial, con lo que hay que terminar no es con el trabajo temporal, sino que con la temporalidad artificial para eludir un contrato más permanente, o no acumular años”.

Alexander Paez tiene una visión diferente: “Lo que hay que hacer es una transformación sistémica, no basta con un nuevo Código del Trabajo sin transformar las relaciones laborales. Tiene que haber una política económica que ponga al trabajo al centro del eje del desarrollo, porque actualmente es el empresario quien está en el centro, la lógica de la inversión sobrepasa al trabajo”.

Desde el mundo empresarial, Fernando Alvear, gerente general de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), establece que los empleos temporales responden a ramas productivas específicas y a las necesidades de estas, como el área de la construcción y la industria agrícola. Además, agrega que la constante en los últimos diez años ha sido el aumento del contrato indefinido. Para el representante gremial, una materia pendiente respecto al tema del empleo temporal es la indemnización por años de servicio, a la que los trabajadores temporales no tienen acceso, porque sus contratos son a plazo. Para Alvear, “una solución es crear un fondo mixto trabajador-empleador –como ocurre con el Seguro de Cesantía–, eso le da mayor libertad al empleador para tener un mayor número de trabajadores”. Asimismo, añade que la centralidad de la reforma debe estar en “buscar solución a los temas que los trabajadores tienen, como, por ejemplo, el trabajo para la mujer y para los jóvenes”.

Desde el Ministerio del Trabajo la ruta está clara y no se contempla una medida específica respecto al empleo temporal. “El mismo informe de la OCDE es enfático en destacar que quienes más se encuentran en empleos temporales son los jóvenes y las personas con menor formación, que en Chile corresponden a mujeres y jóvenes de los primeros quintiles. Hacia estos grupos es a donde se dirige precisamente la política de empleo y capacitación del Gobierno, a través del programa Más Capaz. Se trata de un programa ambicioso, que cubrirá a 450 mil personas, buscando proporcionar capacitaciones robustas y colocación en el mercado del trabajo”.

Francisco Javier Díaz explica que otras medidas son los subsidios al empleo femenino y al empleo joven, para que les sea más fácil encontrar trabajo a estos grupos que sufren más fuertemente la precariedad. Finalmente, una agenda de fortalecimiento sindical también va en línea de promover mejores formas de trabajo. “Nosotros creemos en la libertad de las partes para llegar a acuerdo, pero una libertad en igualdad de condiciones. De esta manera buscamos mejorar la calidad de los trabajos y los sueldos en Chile, tal y como plantea el informe de la OCDE”.

Para Guillermo Montt falta bastante por avanzar, “si es que existen claros caminos y estímulos para pasar de un empleo temporal a uno regular, si existe una red de programas activos de empleo (búsqueda, capacitación, Seguro de Desempleo) para trabajadores temporales que terminan su contrato, el trabajo temporal no tiene por qué traducirse en una forma precaria de trabajo. La ausencia de estos mecanismos en Chile trae consigo que el empleo temporal sea, sin duda, una forma más precaria de empleo”.

Fuente: El Mostrador

 

Lo que debes saber de la discusión de la Reforma Laboral


Ampliar la negociación colectiva a empresas de la defensa nacional, eliminar el remplazo en la huelga, titularidad sindical, que los sindicatos tengan mayor información al momento de negociar y más horas sindicales para los dirigentes, son parte de la discusión que está liderando el gobierno antes de dar a conocer la propuesta final y enviarla al congreso.

Quedan tan sólo tres meses para que se acabe el año y con ello vence el plazo autoimpuesto por el gobierno para presentar la reforma laboral  anunciada durante la campaña presidencial. Lo cierto es que aún no está todo definido y se barajan múltiples opciones para “atacar” los puntos estructurales: como titularidad sindical y fin al remplazo en la huelga, desde la prohibición total, eliminando incluso la posibilidad de que empleados no sindicalizados puedan asumir las tareas de los huelguistas, hasta la prohibición parcial durante los primeros días de paralización y la realización de turnos éticos que permitan el funcionamiento de ciertas maquinarias y equipos técnicos.

Pese a que hace algún tiempo existían algunas dudas sobre si convenía avanzar en esta materia en un escenario de desaceleración, hoy la discusión está centrada en cómo hacerlo. Durante esta semana el gobierno inició rondas formales de conversación con los integrantes de la comisión del trabajo de la cámara baja, ex ministros y ex subsecretarios con el fin de ver los contenidos de la iniciativa.

“Vamos a avanzar en una agenda que va a ser responsable, que va a ser dialogante y que nos va permitir llegar a menores niveles de conflictibilidad”, señaló la ministra Javiera Blanco.

La tercera – y actual – minuta reservada del Ministerio del Trabajo incluye los temas que ha abordado la autoridad desde los primeros días de agosto. Esta, da cuenta de cuales serian los pilares de esta reforma. A continuación les presentamos los siete puntos que se están trabajando:

1)      Se estudia que el sindicato interempresas asuma la titularidad: El proyecto de ley que se está elaborando, establece que el sindicato será el principal sujeto de negociación, y será el dueño de los beneficios conseguidos durante la negociación. Así la empresa no podrá extender los beneficios a todos los trabajadores. Lo que se busca es “promover organizaciones sindicales representativas y desalentar la figura del polizón, que es el trabajador que se beneficio de la negociación colectiva sin participar de la actividad sindical.

2)      Se prohibiría remplazar a los trabajadores en huelga con los que no lo están: Hasta ahora las señales que ha entregado el gobierno apuntan a que la reforma laboral prohibiría el reemplazo en periodos de huelga. Sin embargo, se están discutiendo distintas posiciones sobre este tema, como prohibir el reemplazo de funciones: es decir que los trabajadores de una empresa que no adhieren a la paralización, no puedan asumir las tareas de los huelguistas. También se ha analizado prohibir que los trabajadores en huelga sean remplazados por personal subcontratado y el reintegro individual de los trabajadores que quieran descolgarse de la movilización. “Esta posición supondrían la paralización total de la empresa y además haría que la legislación laboral incursionara en aéreas de índole comercial como es la relación de las empresas mandates con las subcontratadas, informó al diario El Mercurio”.

3)      Sindicatos accederían a información tributaria, financiera y planes de inversión: Hoy los empleadores tienen la obligación de entregar a los sindicatos los dos últimos balances de la empresa, antes o durante la negociación colectiva. El proyecto incorporaría la obligación de entregar información tributaria, utilidades, costo de la mano de obra detallado y planes de inversión.

4)      Beneficios incluidos en un contrato vigente sería el piso de una nueva negociación: El proyecto incorporaría la idea de reconocer como piso mínimo en una negociación los acuerdos obtenidos en la negociación anterior. Sobre este punto también se han discutido distintas alternativas, una que pretende incluir como piso mínimo sólo los reajustes salariales e ingresos regulares de los trabajadores y otra que plantea incluir todos los beneficios económicos. Lo que se pretende es incluir como piso mínimo sólo los ingresos regulares y además establecer oportunidades para que las empresas puedan eximirse de esta obligación bajo ciertas condiciones económicas excepcionales. “Se busca un procedimiento y un organismo que resuelva las exclusiones” dijeron desde el gobierno.

5)      Empresas como Famae o Asmar también podrán negociar colectivamente: El proyecto también eliminaría las exclusiones y restricciones que impiden negociar colectivamente a los empleados civiles de las empresas de la Defensa Nacional. “La idea es ampliar la cobertura de la negociación colectiva sólo para los trabajadores que se rigen por el Código del Trabajo, pero no están contemplados los militares ni los civiles que se desempeñen bajo el estatuto administrativo” señalaron desde el gobierno.

6)      Se agilizaría el procedimiento para decretar una huelga: La reforma apunta a simplificar este procedimiento, acotando los plazos para presentar el proyecto de contrato colectivo, respuesta del empleador, periodo de negociación y medición. La incitativa, señalan fuentes de gobierno,  “ayudará a reencauzar una conflictibilidad laboral que, de manera creciente, está buscando salidas por vías extra institucionales, como lo son los paros al margen de la ley”.

7)      Aumentarían horas que se podrá dedicar a la actividad sindical: El gobierno estudia aumentar el número de estas horas, diferenciado por tamaño de la empresa. Además se estudia aumentar las materias a negociar.

Sin embargo, las reformas laborales no agotan la agenda del Ministerio del Trabajo y Previsión Social. Esta incluye el fortalecimiento del empleo y de la institucionalidad laboral (dándole mayor fuerza a la Dirección del Trabajo), además de la protección de los derechos colectivos de los trabajadores.

Parece cierto que estos cambios legislativos van a chocar con una oposición que la encontrará “impropia en tiempos de desaceleración económica”, a lo que el gobierno responderá que para los que se oponen, nunca será el momento adecuado

Por otra parte, es también predecible que las directivas sindicales encontraran insuficientes las propuestas gubernamentales.

 

Salud en Paro: Confusam pide respuestas


Este martes 7 de octubre se iniciará el paro de 72 horas de la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipal, Confusam.

La paralización que se extenderá hasta el día viernes 9, contará con turnos éticos para que se sostenga la atención en un nivel básico. Los motivos del paro radican en el fin de las conversaciones entre el gremio y la mesa de diálogo instalada por el Ministerio de Salud, según indicaron desde la Confusam, donde además esperan que la adhesión alcance el 80 por ciento.

Esteban Maturana, presidente del gremio, explicó que el viernes pasado en la instancia tripartita, la mesa de dialogo presentó una propuesta que fue considerada como insuficiente por la organización. Una nueva reunión se llevaría a cabo durante la tarde de ese día pero una llamada telefónica desde el gobierno anunció que no habría nueva propuesta hasta el día lunes, motivo por lo que se llamó a paro, sin recibir nuevas noticias de un nuevo acercamiento, según explicó el dirigente.

“A pesar de que hemos estado permanentemente disponibles a negociar con sistemas de comunicación abierta, no hemos recibido ninguna nueva propuesta, fuente, ni un nuevo llamado a sentarnos a construir un protocolo de acuerdo y por ende no hay nada más que negociar en este minuto más que esperar que a partir de esta nueva movilización el gobierno entienda que es esencial construir las bases, para un protocolo de acuerdo que nos evite llegar a un nuevo paro”, dijo el dirigente.

Esteban Maturana

Esteban Maturana

En lo sustantivo, explica Maturana, el protocolo de acuerdo que se le exige al Gobierno contempla dos puntos fundamentales: financiamiento: con un percápita que debería subir a los 6.000 pesos y que hoy se encontraría por poco sobre los 4.000. En segundo lugar, todo lo que se refiere a la estabilidad laboral, donde el gremio destaca querer romper con la modalidad de trabajo a “honorarios” y disminuir los contratos a plazo fijo cambiándolos por contratos indefinidos.

Esta situación se desarrolla a pocos días de que la presidenta Bachelet destacara que la inversión en salud pública va a aumentar en un 85%, y que al final del gobierno alcanzaría los 4 mil millones de dólares.

En tanto, la Ministra del ramo, Helia Molina, hizo un llamado a la calma desmintiendo que se hayan cortado las relaciones, asegurando que las condiciones para conversar con los funcionarios de la salud pública municipal “están”, pero que no pueden ser inmediatas. Además hizo un guiño a la mala administración del gobierno anterior.

“Es difícil poder responder satisfactoriamente cuando hay una respuesta que es bien dicotómica: sí o no y ahora. Porque eso es imposible de hacer a 6 meses de gobierno cuando estamos trabajando incluso con compromisos que fueron adquiridos por otro gobierno y que no se cumplieron en su momento, entonces la deuda de arrastre es muy grande. Tenemos la mejor disposición hemos conversado permanentemente hasta durante este fin de semana así que no piensen ustedes que nosotros hemos cortado ningún tipo de relación , al contrario eso jamás lo haríamos”, explicó Molina.

Helia Molina

Helia Molina

La ministra puntualizó que las peticiones que realizan los trabajadores son justas e históricas pero que no se pueden responder de forma instantánea, sino que durante el 2015, ya que estas necesitan presupuesto y cambios legales, entre otras características.

Fuentes cercana al gobierno respaldaron el trabajo de la ministra y estimaron que pronto debería estar listo el informe para que se legisle sobre una nueva ley de Ispares iniciando su tramitación en el Congreso. También, subrayaron que además de la inversión en infraestructura, se están buscando mecanismos para aumentar el recurso humano, especialmente de médicos especialistas, evaluando la integración de unos 1700 médicos que no han hecho el “examen nacional”, preparándolos para esta prueba.

El director de la Fundación Creando Salud, Matías Goyenechea, explicó que si bien las señales que ha dado el gobierno al querer fortalecer la salud pública son positivas, existe una grave crisis de funcionamiento del sistema, que arrastra escasez de profesionales y problemas de rendimiento en los hospitales que no recibirían los recursos necesarios para cubrir las atenciones, extendiendo la deuda hospitalaria, pagándose aranceles mayores a los que podría costar realmente una atención médica.

En cuanto a las modificaciones al sistema de isapres, Goyenechea estima que si bien los cambios están trazando un buen camino, la propuesta corta no es más que una regulación al mercado, al negocio de la salud.

“Si bien es mejor tener regulación a no tener, hoy sigue siendo una urgencia tener una reforma estructural y en ese sentido es importante que por un lado se apoye lo que se está emanando por parte de la comisión de isapres pero que es necesario empezar a dar esta discusión de cuándo vamos a hacer esta reforma, pensando en la urgencias que tiene hoy día ligado al tema de la desigualdad, discriminación, etc., que hoy día ocurren en el sistema privado pero que también los podemos ver en el sistema público”.

Matías Goyenechea

Matías Goyenechea

Respecto a las constantes críticas de la oposición en materia de retraso en la ejecución de proyectos hospitalarios, como también las críticas a la reforma al sistema de isapres, Goyenechea acusó que la derecha intenta satanizar los cambios debido a las posibles relaciones de interés existentes en una industria que lucra.

“Hoy sabemos la vinculación de la UDI con el caso Penta, donde esta empresa es la principal accionista del holding más grande del sistema de salud: Banmédica. Muchas veces los parlamentarios de oposición que son financiados por este tipo de empresas tienen posturas que apuntan a mantener y proteger este tipo de negocios. Por esto también existe una defensa irrestricta a la “libre elección” que mantiene un sistema que segrega a la población en función de si es sana o enferma”.

Respecto a la ejecución presupuestaria el director de Creando salud, recordó que durante el gobierno Piñera los márgenes eran similares y que es normal que surjan críticas para hacer presión.

Fuentes cercanas al gobierno calificaron las críticas como un “caballito de batalla” que siempre existirá, pero que la agenda de salud no la puso la Nueva Mayoría, sino que la gente

 

Suprema fija límite para los contratos de jornada parcial de trabajo: 30 horas semanales


La Corte Suprema determinó que los contratos de jornada laboral parcial no pueden superar las 30 horas semanales; y que aquellos que se pactan entre 30 y 45 horas semanales, deben considerarse y remunerarse como prestaciones de tiempo completo.

En fallos unánimes, la Cuarta Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Ricardo Blanco, Carlos Aránguiz y Andrea Muñoz; además de los abogados (i) Arturo Prado y Raúl Lecaros– rechazó sendos recursos de unificación presentados en contra de sentencias dictadas por juzgados de Letras del Trabajo de Santiago, que ordenaron pagar íntegramente las prestaciones a empleados de empresas ligadas al retail, contratados por 40 horas semanales.

Causas que se iniciaron, respectivamente, con las demandas presentadas por el Sindicato de Empresas Servicios Generales Tobalaba Limitada en representación de 37 trabajadores, ante el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago; y por el Sindicato de Trabajadores N° 1 Paseo Centro, en representación de 54 trabajadores, ante el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

Todos los trabajadores tenían contratos por 40 horas semanales, pero se les remuneraba como contratados bajo el régimen de jornada parcial.

"Queda de manifiesto la existencia de distintas interpretaciones sobre una misma materia de derecho, a saber, la procedencia o no, del pago de un sueldo proporcional cuando trabajador y empleador han pactado una jornada de trabajo superior a treinta horas y menor a cuarenta y cinco horas semanales. Frente a la contradicción constatada y para una apropiada solución de la controversia, resulta necesario determinar y aplicar la correcta doctrina sobre la materia", sostiene uno de los fallo.

La resolución agrega que "se colige que una jornada de 40 horas semanales, para todos los efectos legales, tiene la naturaleza de jornada ordinaria. Tal naturaleza se desprende de la normativa a la que se ha hecho mención, por cuanto, a partir de la vigencia de la Ley N°19.759, que la estableció en forma expresa, la única jornada parcial admitida por el legislador es aquella cuyo máximo es de 30 horas semanales y no otra".

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 11

Registro



top